Tel: 91 671 00 28 -

Lentillas para niños, cada vez más habituales

Lentillas para niños, cada vez más habituales

Como no es muy común ver a niños con lentillas, mucha gente piensa que alguna característica de los ojos infantiles los hace incompatibles. En realidad, si no es mayoritario usar lentillas para niños en Coslada antes de los cinco o seis años es solo porque antes no suelen ser capaces de ponérselas y quitárselas, ni de cuidarlas.

De hecho, la mayoría de los niños con cuatro años aún tienen problemillas para ponerse bien algunas prendas de ropa, y las sensaciones en los ojos son tan intensas que prácticamente todos pasan un mal rato si saben que vamos a echarles un colirio, por ejemplo.

Sin embargo, no hay ningún problema ópticamente hablando. Y sí hay varias ventajas muy importantes.

Si bien al principio requiere de un esfuerzo especial aprender a usar sus lentillas para niños en Coslada, cuando les cogen el tranquillo (pocas semanas) su vida pasa a ser mucho más fácil, y pueden moverse con mucha más libertad a la hora de hacer deporte o simplemente saltar y brincar como toca a su edad.

Otra ventaja para los niños de las lentillas sobre las gafas es que las lentillas proporcionan un ángulo de visión casi igual que la de un ojo sin problemas. La visión periférica mejora mucho, y eso, además de permitirles más habilidad les hace sentir mejor, más instalados en el mundo.

Además, caerse con gafas es más peligroso para los ojos porque pueden romperse… Y para el bolsillo, si rompemos varias en poco tiempo.

Es recomendable que los niños usen, eso sí, lentillas diarias, pídelas en Open Vision. No requieren mantenimiento y son menos arriesgadas a la hora de usarlas con las manos sucias, por ejemplo.

haz clic para copiar mailmail copiado